Panel Cookies

"Somos lo que comemos… Muchas veces prestamos atención a cosas banales y descuidamos lo más importante, la base de nuestro futuro, nuestra alimentación."

Enrique Sánchez

 

 

Enrique Sánchez

Chef y presentador de TV

 

Vuelves a participar como jurado en la II Edición de Biorestauración ¿Qué te pareció su primera edición?

Si. Un año más es un privilegio poder formar parte de un evento gastronómico que fue, desde mi humilde opinión, un auténtico éxito de organización y participación. La primera edición fue sencillamente algo diferente a todos los concursos de cocina que existen. Y esa diferencia le dio un valor especial que estoy seguro que volverá a darse en la II edición.

 

¿Qué te ha sorprendido de este proyecto?

Para mi la I edición fue una grata sorpresa en muchos sentidos. No solo por la alta participación, sino también por el excelente nivel y uso de las materias primas que se emplearon en las recetas. En la I Edición de Biorestauración se demostró que la cocina ecológica puede y debe estar equiparada gastronómicamente a cualquier tipo de cocina, desde la más casera y tradicional hasta la más moderna y sofisticada.

 

¿A quién le debes tu afición por la cocina?

Mis padres son los responsables de que hoy se cocinero. En mi casa se ha cocinado desde siempre y mucho. Y para mí era un lujo, desde bien pequeño, poder ayudar a mis padres en la cocina y compartir momentos e infinitas charlas con ellos.

Incluso llegado el momento, fueron capaces de hacerme ver que mi felicidad no estaba en la Facultad de Medicina, animándome a enfrentarme a los fogones de manera profesional.

 

¿Podrías decirnos cuáles son los tres productos imprescindibles en tu cocina?

Aceite de oliva virgen extra, sal y buenas hortalizas.

 

¿Cuándo fue la primera vez que probaste o usaste un alimento ecológico?

Hace años, cuando aún se consideraba a los alimentos ecológicos una minoría exclusiva con respecto al resto de la despensa.

Afortunadamente todo ha cambiado y sigue cambiando. Hoy en día podemos disfrutar de una grandísima variedad de alimentos ecológicos y de una manera accesible a todos.

Lo bueno, al final, acaba conquistando los paladares.

 

¿Está suficientemente reconocida la cocina saludable y ecológica?

Es algo que llevo defendiendo durante muchos años. Se conoce y se aprecia… pero todavía queda camino por recorrer.

En defensa de la cocina saludable y ecológica diré que conquista a cada persona que la descubre… Ha llegado para quedarse.

 

¿Qué debería tener la cocina del futuro? ¿Y qué se debería evitar?

Muy sencillo: salud, sabor y respeto por un entorno sostenible.

Todo lo que no sea eso… debemos evitarlo.

 

¿Qué opinas de la cocina de aprovechamiento? ¿La has puesto en practica en alguno de tus platos?

Por supuesto que defiendo la cocina de aprovechamiento. Llevo más de 11 años en Canal Sur diciendo a diario, que el cubo de basura debe pasar hambre en nuestra cocina.

Desechar y no aprovechar es el camino más fácil. Pero en el aprovechamiento está la clave para sacar una mayor rentabilidad y sostenibilidad a lo que nos rodea.

Por ejemplo: siempre recomiendo que en los frigoríficos tengamos un pequeño cajón de aprovechamiento. Todo aquello que nos sobra y no sabemos darle uso inmediato lo guardamos ahí (verde del puerro, 1/2 pimiento, un poco de cebolla, restos de pollo asado, etc). Y antes de empezar a preparar la siguiente comida, lo primero es mirar ese cajón y pensar que uso podemos darle a lo que allí encontramos. El resultado acaba sorprendiendo.

 

¿Qué consejo nos darías para que nuestra alimentación sea más saludable teniendo en cuenta que con el ritmo de vida actual se tiene poco tiempo para cocinar?

Cuando hablamos de salud en la mesa es recomendable seguir los criterios de médicos y nutricionistas. En mi caso, como cocinero, opto por la variedad: colores de la huerta con presencia de pan, pescado, carne, huevos, etc. Y dentro de estos alimentos, apuesto por lo ecológico. Es un plus de salud en la mesa.

Con el tiempo vas descubriendo que no hay alimento malo; sino que somos nosotros los que hacemos mal uso de ellos.

 

¿Qué actuaciones crees que deberían realizar los Chefs comprometidos con el planeta?

Creo que defender nuestro entorno para hacerlo más sostenible y duradero es un deber de todos; no solo de cocineros. Creo que el mensaje de compromiso con el planeta debe calar en toda la sociedad. Solo tenemos este planeta y debemos hacer lo que esté en nuestras manos para cuidarlo al máximo.

Yo quiero dejarle a mis hijos el mejor planeta posible. Pensemos y luchemos por ello.

 

¿Qué le aconsejas a los jóvenes que ven al oficio de chef como un proyecto de vida?

Que no tengan miedo y miren de frente a lo que quieren ser. Es una profesión muy vocacional donde la perseverancia, la constancia y el esfuerzo son fundamentales.

Como decía mi abuelo, “arrepiéntete de no haberlo logrado; pero no de no haberlo intentado”.

Y cuando hayan dado el paso, que luchen por defender la materia prima y sus ingredientes. Qué entiendan que la naturaleza tiene a bien regalarnos una despensa llena de colores y sabores y que, por esa misma razón, debemos cuidarla y respetarla.